El uso de las pantallas en los más pequeños es un tema recurrente en muchas familias.”No suelta el móvil ni para ir al baño” o “sólo sabe jugar a la videoconsola” son expresiones que muchos padres y madres nos hacen en consulta, preocupados por el tiempo que emplean sus hijos/as con las pantallas. Y es que las pantallas han venido para quedarse, y que muchos niños/as han nacido con un pantalla debajo del brazo es una realidad que no se puede negar. Por tanto, no se trata de prohibir si no de educar y dar ejemplo. Por este motivo, os damos algunos consejos para que pongáis en practica con los niños y las pantallas y para que reflexionemos con el uso que nosotros/as mismos hacemos:

Los niños y las pantallasDar ejemplo: Es difícil explicar a un niño/a o adolescente que no puede usar el móvil a la hora de comer si nosotros/as mismos/as no lo cumplimos. Si queremos que nuestros hijos/as usen menos las pantallas, será importante que nosotros/as no abusemos de ellas y hagamos un uso correcto. ¿Cuántas veces te ha dicho tu hijo/a que dejes el móvil y le hagas caso?,¿Cuántas veces has cruzado la calle sin mirar por estar con el móvil?, ¿Y te has chocado por ir mandado un mensaje?, si nosotros/as no damos un ejemplo adecuado no podemos exigir a nuestro hijos/as que lo den.

Controlar su uso: Actualmente los niños/as tienen una gran cantidad de pantallas a su disposición: móvil, tablet, videoconsola, portátil etc… eso no significa que puedan disponer de ellas a su antojo. Por este motivo, es importante que cuando se les compre algún tipo de dispositivo se le expliquen las condiciones de su uso, es decir, días de la semana que puede utilizarlos, tiempo etc… Tampoco es conveniente darles un dispositivo como medio para conseguir que se calmen o para que no molesten ya que de esta forma perderán la capacidad de autocontrolarse y la creatividad.

De la misma forma, es necesario, que los padres se interesen por saber que contenidos ven sus hijos/as en internet o que se informen del tipo de videojuego que les gusta, créeme te puedes llevar una sorpresa.

También es necesario tener en cuenta la edad del niño/a al que se le va a comprar un dispositivo y reflexionar sobre la necesidad o utilidad de comprárselo, ya que cada vez son más los niños/as de menor edad que tienen una pantalla.

¿Cuánto tiempo les puedo dejar? La Academia de Pediatría Americana recomienda que los menores de 2 años no vean la televisión ni otras pantallas digitales. Entre los 2 y los 5 años de media hora a 1 hora al día, entre los 7 y 12 años 1 hora al día, entre los 12 y 15 años 1 hora y media y con mas de 16 años 2 horas al día.

¿Le pongo la videoconsola en su habitación? Es mejor evitar colocar dispositivos con pantallas en el cuarto de los más pequeños. De la misma forma, es conveniente retirarles el móvil u otros dispositivos por las noches o a la hora de estudiar.

Darles información. Existe el control parental y un sinfín de aplicaciones que se pueden usar para controlar las aplicaciones que usan los niños/a. Ahora bien, los niños/as de hoy en día son pequeños hackers que seguro saben más que nosotros/as y serán capaces de desinstalar cualquier aplicación con la que intentes controlarles. Así que siempre será mejor hablar con ellos, y educarles sobre los beneficios y peligros del uso de las pantallas (internet, redes sociales etc..).

Y es que el número de casos de niños/as con adicción a las pantallas esta aumentando. Durante el mes de octubre del 2020 se realizo un estudio a nivel nacional donde el 85% de los niños/as de entre 7 a 15 años habían cambiado los amigos por las pantallas y se habían aislado socialmente a consecuencia de la crisis sanitaria derivada del Covid-19.

Cuando se empieza a desarrollar una adicción a las pantallas, como en otro tipo de adicciones, los menores no son conscientes, tienen la necesidad de estar conectados en todo momento, se aíslan, disminuye su capacidad de concentración, reducen las horas de sueño, dejan de realizar otras actividades, aumentando su agresividad y sus niveles de ansiedad cuando no pueden acceder a ellas.

Por ello, es importante que cuando les compremos cualquier tipo de pantalla, tengamos algún control sobre el uso que hacen de ellas y les eduquemos en un uso adecuado y responsable.

Si te ha interesado este artículo, te invito a que lo compartas en tus redes sociales y te recomiendo otros artículos que quizás puedan interesarte: